martes, 13 de junio de 2017

Por qué no existe un rastro de segunda mano en Alcalá

Los mercadillos de segunda mano existen en muchas ciudades del tamaño de Alcalá de Guadaíra, pero no aquí. A pesar del interés de un grupo de ciudadanos, parece que la colaboración del Ayuntamiento para que sea posible la celebración periódica de un rastro de objetos de segunda mano es nula. El colectivo ciudadano Asamblea de Alcalá denuncia la negativa del gobierno municipal y critica la pérdida que supone para Alcalá porque no se fomenta la reutilización de los objetos y la reducción de residuos.


Este es el comunicado con el que Asamblea de Alcalá expresa su descontento con los obstáculos que se está encontrando este proyecto ciudadano.

Asamblea de Alcalá lamenta que los esfuerzos realizados desde el año 2013 por el grupo de alcalareños promotores del mismo denominado Colectivo Rastro de Alcalá hayan caído en saco roto una y otra vez por la actitud del Ayuntamiento que hace gala con ello, una vez más, del inmovilismo al que tiene condenada cualquier iniciativa de los ciudadanos de Alcalá, sumiéndola cada vez más en la parálisis más absoluta en casi cualquier tipo de proyectos e iniciativas la sociedad civil. Esto es especialmente incomprensible cuando Alcalá aparece en las estadísticas como una de las ciudades más pobres de Europa y por tanto está necesitada de que la sociedad civil pueda poner en práctica las iniciativas que idea para atender sus propias necesidades.

Asamblea de Alcalá denuncia el incumplimiento del Ayuntamiento de su propio acuerdo plenario formalizado el 14 de octubre de 2013 en la materia, así como la lentitud y negatividad con la que el gobierno municipal ha abordado esta iniciativa de la sociedad civil y su propio compromiso plenario, terminando por convertirse en un obstáculo para la misma, en lugar de proporcionar a los ciudadanos los instrumentos que les permitan ponerla en práctica y valerse un poco más por sí mismos.

Por su parte, Asamblea de Alcalá comparte con el Colectivo Rastro de Alcalá los objetivos que pretenden perseguir con el rastro en su vertiente de labor social, permitiendo la consecución de ingresos alternativos a los ciudadanos que puedan necesitarlos y el valor sociológico y cultural, ya que contribuiría a crear un espacio en el que los vecinos convivan e intercambien relaciones interpersonales, sin tener que desplazase a otras localidades para ello como ocurre en la actualidad. La falta de un Rastro en Alcalá priva a sus vecinos y vecinas de un espacio de interrelación que sí tienen los ciudadanos de Sevilla u otras localidades. Además, se considera positivo el valor ecológico que supone el reusar las cosas que aún tienen utilidad y valor para otras personas y la reducción de residuos que ello comporta.

Si eres de Alcalá, tu Ayuntamiento no lo hará… ni te dejará hacerlo, pareciera ser la máxima con la que el gobierno local se conduce en éste asunto, como en otros muchos, que la sociedad civil demanda. Desde Asamblea de Alcalá exigimos que el equipo de gobierno del Ayuntamiento ejerza sus deberes normativos y administrativos con diligencia para desarrollar esta iniciativa de los vecinos de Alcalá y hacer que el Rastro de Alcalá sea una realidad este mismo año.

Vía Asamblea de Alcalá.

No hay comentarios :

Publicar un comentario