miércoles, 4 de noviembre de 2015

La pegada de carteles no autorizados será sancionada


REDACCIÓN / AGENCIAS

El Ayuntamiento de Alcalá se propone hacer cumplir las normativas municipales de limpieza y publicidad exterior con el objetivo de mantener la ciudad con un aspecto limpio y cuidado.

La Gerencia de Servicios Urbanos y la Inspección municipal han iniciado una campaña de difusión para recordar a los ciudadanos la prohibición de pegar carteles sin autorización, tanto a los particulares como a otras entidades que están fijando anuncios en elementos públicos como paredes, marquesinas, farolas, semáforos o mobiliario urbano; una práctica que está afectando negativamente a la imagen de la ciudad.


En este sentido, el responsable municipal de Servicios Urbanos, José Antonio Montero, ha recordado en primer lugar la importancia de respetar la Ordenanza de Publicidad Exterior que en su apartado número dos especifica que “no se admitirá la publicidad mediante carteles o adhesivos enganchados directamente sobre edificios, muros y vallas ni en el espacio público, ni en sus elementos estructurales, ni en sus equipamientos, excepto cuando se trate de los espacios reservados a esta finalidad sobre el mobiliario urbano, especialmente diseñado para ello”.

En contra de lo que expresa la normativa, es cada vez más habitual ver los carteles de algunas empresas y ciudadanos ofreciendo sus servicios en lugares prohibidos y no destinados a ese uso. “Los carteles incluyen el nombre de la empresa y en otros casos los números de teléfonos que permiten localizar al anunciante, lo que hace suponer en un principio, que éste ignora la prohibición de utilizar para este fin espacios públicos”, ha estimado el concejal.

No obstante, recuerda que la Ordenanza de Publicidad Exterior contempla no sólo la prohibición de colocar carteles en la vía pública sino la de establecer sanciones para quienes la incumplan.

Por su parte, la pegada de carteles en lugares prohibidos incumple también la Ordenanza Municipal de Limpieza Viaria y gestión de residuos urbanos que, entre otras cosas, establece la obligación a las empresas y ciudadanos de responder ante todos los daños que se produzcan en papeleras, contenedores, donde también se han visto últimamente carteles, siendo ésta una de las causas más graves de infracción.

Igualmente, dentro de esta misma normativa se considera sancionable la colocación de carteles y adhesivos en lugares no autorizados expresamente para ello, así como esparcir y tirar toda clase de octavillas y materiales similares en la vía pública.

“En un primer momento, la intención del Ayuntamiento es la de informar y recordar que la colocación de carteles está prohibida en los espacios no autorizados, aunque también no descartamos las correspondientes sanciones si vemos la persistencia de esta conducta”, ha asegurado el responsable municipal.

La campaña de aviso se realizará a través de los medios municipales tales como radio, webs, redes sociales y medios de comunicación en general. Tras los correspondientes anuncios y si persiste la conducta, el Consistorio procederá a sancionar a la empresa y/o particular con arreglo a ambas Ordenanzas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario