domingo, 8 de abril de 2012

Semana Santa de estrenos

Finalizó la celebración de la Semana Santa, y con ella los días más importantes del año para las nueve cofradías que procesionan por las calles de Alcalá, una vez más marcados por la lluvia que obligó a cuatro de ellas a suspender su estación de penitencia. Este año se podrá recordar en la Semana Santa alcalareña por dos estrenos singulares: el cambio de día para el Soberano Poder, que abandona las vísperas de la Semana Santa, y el primer desfile procesional de la Divina Misericordia.


El Soberano Poder, la hermandad del barrio de Pablo VI, ha estrenado el Miércoles Santo como jornada para celebrar su estación de penitencia. Fue bastante numeroso el público que acudió ese día al centro para contemplar el discurrir tanto de la hermandad del Cautivo como de la joven Hermandad del Soberano.


En cuanto a la cofradía del Señor de la Divina Misericordia, por vez primera salió de la iglesia de Santiago a las calles del centro de Alcalá en la tarde del Sábado Santo. La Agrupación Parroquial de la Divina Misericordia y Rosario de Santiago da un paso con ello en su deseo de convertirse en hermandad de penitencia.

lunes, 2 de abril de 2012

Terminaron las obras del puente viejo

Las obras que durante varios meses se han ejecutado en el llamado "puente romano" sobre el Guadaíra han devuelto a éste el aspecto que tenía a principios del siglo XX. La restauración refuerza la conservación de este histórico conexión del centro de Alcalá con la zona sur de la localidad, pero la conveniencia de este "lavado de cara" estético no ha estado exenta de críticas por parte de algunos sectores alcalareños.

«El Puente Carlos III, más conocido en la ciudad como puente romano, se ha abierto al tránsito, con su imagen originaria anterior a 1917, tras las obras de restauración que se han llevado a cabo con cargo a los fondos del programa del uno por ciento de los presupuestos del Ministerio de Fomento para la rehabilitación y conservación del patrimonio histórico, y que han supuesto un coste total de 888.459,97 euros.»


«Las actuaciones han posibilitado la recuperación de la obra de fábrica primitiva, que destaca sobre todo por el pretil o barandilla que fue eliminada con intervenciones modernas a principios del siglo XX. Estas actuaciones son las que más cambios ofrecen, desde una perspectiva visual, de este enclave patrimonial. (...) El Puente de Carlos III se sitúa en el tramo del río Guadaíra más cercano al casco antiguo donde confluyen varios caminos al menos desde época medieval. Se le conoce popularmente como 'Puente Romano' porque la construcción, posterior al s.XV, se levantó en el lugar donde hay certeza que había una construcción romana que exteriormente no se aprecia.» Noticia publicada en Infoalcores.