martes, 21 de septiembre de 2010

Las riadas en el centro, un clásico alcalareño


A punto de cumplirse tres años de la trágica riada en el centro de Alcalá, que causó dos muertes e incontables daños materiales, la lluvia del pasado viernes reprodujo imágenes de las habituales riadas que sufren las calles del centro por la insuficiente capacidad de los colectores que recogen el agua caída en la zona norte.

Se trata de una historia repetida a lo largo de los años: «Sólo 15 minutos bastaron. En ese lapso de tiempo, las tiendas y los locales de la calle Nuestra Señora del Águila de Alcalá de Guadaíra se convirtieron en ratoneras para comerciantes, clientes y viandantes que, aterrados ante la subida imparable del nivel del agua procedente de la zona norte, volvieron a revivir los momentos trágicos del pasado 2 de octubre de 2007, cuando una gran riada arrastró numerosos coches y se llevó la vida de dos mujeres. Y es que, como ya pasó hace casi tres años, el agua que venía de la zona norte hizo que se inundara como antaño todo el centro de la ciudad. Desde la Plazuela hasta la plaza del Duque corría un verdadero río de agua y lodo, ya que los imbornales fueron insuficientes para la enorme cantidad de agua procedente de la parte alta.» Fotografía y noticia de El Correo de Andalucía.

Tras el estudio de la orografía de la ciudad y con el objeto de evitar las inundaciones por el colapso de la actual red de colectores, se decide la construcción del tanque de tormentas que actualmente se está ejecutando en el Parque Centro. Durante dos meses estará cortada la calle Pepe Luces por la ejecución del colector de salida del tanque.

No hay comentarios :

Publicar un comentario